Liderazgo
Por qué la confianza es lo más importante: Liderazgo ante el cambio y la disrupción

La confianza es la base que mantiene unidas las relaciones, los equipos y las organizaciones en las buenas y en las malas. Y para los líderes que están en la cima de sus empresas, mantener esa confianza puede hacer o deshacer su éxito.

¿Por qué es importante la confianza para los directivos, especialmente en tiempos de cambio y perturbación? ¿Qué se necesita para crear y reparar la confianza en tu organización? Explorémoslo.

La confianza es esencial

Para las empresas grandes y pequeñas, debe existir una conexión entre los equipos directivos y los empleados. En el fondo, esa relación se establece -y se destruye- en función del nivel de confianza.

El conferenciante, autor y coach de Vistage Chalmers Brothers sostiene que la confianza es necesaria para la cooperación y el compromiso.

“Si queremos coordinar la acción, tenemos que tener cierto nivel de confianza en la organización”, dice, “cierta capacidad para depender y confiar en la capacidad de los demás para hacer lo que dicen que van a hacer”.

Cuando surgen retos, como épocas de incertidumbre en el mercado o de crecimiento lento, la confianza puede fomentar el rendimiento del equipo.

Según Hilary Blair, ponente de Vistage y directora ejecutiva de la empresa de formación ARTiculate, con sede en Denver, “cuando tenemos confianza, sabemos que vamos a oír lo que necesitamos oír y que habrá apertura. Podemos superarlo juntos”.

Ventajas de contar con una organización de alta confianza en tiempos difíciles

La confianza de los líderes es uno de los principales indicadores de éxito durante el cambio y la disrupción en las organizaciones. ¿Por qué es tan beneficiosa esta base?

Brothers explica que trabajar en una organización con un alto nivel de confianza permite “mucha más productividad porque no estoy mirando por encima del hombro”. Esto puede conducir a decisiones, resultados y acciones más rápidas cuando nos enfrentamos a obstáculos.

Otro beneficio de la confianza es la comodidad con el riesgo, según Blair. “Cuando tenemos un alto nivel de confianza, creo que nos arriesgaremos un poco más, sudaremos y lloraremos un poco más”, afirma. Asumir riesgos calculados puede ayudar a las organizaciones a mejorar su innovación y resolver problemas difíciles.

“La experiencia subjetiva de trabajar juntos… es sencillamente más agradable estar con gente con la que tienes un historial y en la que confías”, añade Brothers. La colaboración es más fluida cuando el equipo y sus líderes confían los unos en los otros.

Blair señala cómo la confianza puede conducir a mejores resultados, ya sea más ingresos o una organización más fuerte.

“Creo que una mayor confianza y más voces nos salvan de tropezar”, afirma. En un entorno de gran confianza, los miembros del equipo están más dispuestos a hablar cuando ven problemas u oportunidades.

Cómo generar confianza como líder

Aquí hay 5 maneras en que los líderes pueden construir una base de confianza.

1. Empezar el primer día

Blair compara el desarrollo temprano de la confianza en el liderazgo con el trabajo de un profesor sustituto. Cuando sustituyen a un profesor en una clase, tienen que supervisar a alumnos desconocidos, lo que a menudo les pone en una situación difícil. En cambio, los profesores a tiempo completo tienen “el estatus y el poder ya establecidos, esa actitud de ‘yo soy el líder'”, afirma.

“Creo que a veces los nuevos líderes llegan con la energía del profesor sustituto”, explica Blair. Pretenden mantener el entorno en lugar de trabajar para construir relaciones a lo largo del tiempo. Las pequeñas cosas, como establecer las mejores prácticas de comunicación entre el equipo, son esenciales en esta etapa.

2. Fomentar la comunicación abierta

Brothers define la comunicación abierta como “la comunicación en áreas que históricamente pueden haber sido problemáticas o difíciles”. Eso significa que las conversaciones ligeras y despreocupadas sobre un futuro viaje de empresa o las ideas sobre un próximo proyecto no cuentan como verdadera comunicación abierta.

En su lugar, describe la idea de “carefrontation”. Cuando alguien te importa de verdad, puedes y debes mantener conversaciones difíciles que favorezcan su éxito.

Los líderes que quieran establecer un alto nivel de confianza deben estar dispuestos a hablar abiertamente con su equipo cuando surjan problemas.

3. Compartir información

Uno de los elementos más importantes de la confianza es la transparencia. Es responsabilidad del líder estar con su equipo tanto en los periodos altos como en los bajos.

“Creo que se trata de estar disponible y ser transparente sobre lo que ocurre”, afirma Blair. Mantener la honestidad dentro de tu organización establece tu credibilidad y discutir los detalles, especialmente en tiempos de incertidumbre, puede impulsar soluciones únicas.

4. Ser auténtico

“La autenticidad, la sinceridad y la vulnerabilidad son puntos fuertes, no débiles, y es una forma poderosa de generar confianza”, explica Brothers. El liderazgo no debe consistir en el control, y en el actual entorno corporativo, los empleados quieren sentirse inspirados por sus superiores.

Blair advierte que “si sugerimos que, como líder, sólo hay una forma auténtica de mostrarse, no estamos honrando las diferentes facetas de ese ser humano”. Sostiene que ser auténtico no significa actuar de la misma manera con los amigos, los padres y los compañeros de trabajo. Las personas son complejas y las relaciones humanas reflejan ese hecho.

5. Tener una gran integridad

Liderar con integridad es una gran estrategia para desarrollar la confianza tanto de los empleados como de los clientes. Más que nunca, las generaciones más jóvenes quieren apoyar y trabajar con organizaciones que presenten una moral coherente y socialmente consciente.

Es fundamental que el liderazgo ” se ajuste a sus valores, a la misión de la empresa, a su forma de actuar y a su integridad”, afirma Blair. “Eso genera la confianza de que, aunque las cosas no vayan bien, vamos a seguir contigo”.

Cómo reparar la confianza

Después de pasar meses o años desarrollando la confianza, perder esa conexión puede ser frustrante como líder. Sin embargo, al igual que la confianza puede construirse, también puede repararse.

Brothers subraya que “la forma en que asumimos y gestionamos los compromisos y la cuestión de la fiabilidad son el núcleo de la construcción y reconstrucción de la confianza”.

Incluso cuando no se puede cumplir un plazo o un acto al que uno se había comprometido, el siguiente paso es comunicarlo y ofrecer una opción alternativa.

Blair aconseja a los líderes que pidan opiniones, pero no cualquiera. “Tienen que ser preguntas muy concretas, y cuanto más concretas, más contundentes”, explica. Luego, lo importante es el seguimiento. Los líderes deben decir: “He oído ese comentario. Voy a pensar en ello””.

Por último, demostrar que te importa puede ayudar a reparar la confianza. Según Brothers, “si trabajamos juntos, voy a tener en cuenta tus intereses junto a los míos cuando no estés en la sala y yo esté tomando decisiones. Me importa, así que voy a ser explícito y consciente de estas cosas”.

Frente al cambio y la perturbación, la confianza es la base que necesitan los líderes para capear el temporal. Como dice Brothers: “¿Cómo es estar en una organización en la que cunde la desconfianza? No es nada divertido”.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.