Gestión del talento
10 aptitudes clave de liderazgo para líderes de primera línea

Los directivos de primera línea desempeñan un papel fundamental en casi todas las empresas. Influyen e inspiran a los trabajadores al tiempo que promueven la visión y la cultura de la dirección ejecutiva. La confianza de los empleados en esos directivos, o la falta de ella, puede significar la diferencia entre la productividad y el caos.

Entonces, ¿por qué son vitales los directivos de primera línea? ¿Y qué características necesitan para tener éxito?

Katherine Jeffery, Directora General de KJ Consulting, y Scott Schwefel, Director General de Discover Yourself, Inc. esbozaron 10 características que deben poseer los buenos directivos de primera línea.

¿Qué es un directivo de primera línea?

Un directivo de primera línea supervisa las operaciones diarias de una empresa. Suelen supervisar a colaboradores individuales y dependen de los mandos intermedios y directivos.

¿Por qué son tan importantes los directivos de primera línea? “Son los que realmente hacen que la organización fluya”, dice Jeffery. “Llevan a cabo la misión y la visión [de la empresa] ayudando a la gente de primera línea a hacer lo que tienen que hacer”.

Los directivos de primera línea están “más cerca de la gente que realmente hace el negocio, o mueve los productos o presta los servicios”, dice Schwefel. Esto significa que son directamente responsables ante los clientes, “y los clientes son los que juzgan en última instancia si están haciendo un buen trabajo o no”.

Transmitir cultura

Los directivos de primera línea también son responsables de transmitir eficazmente a sus empleados la visión de los ejecutivos sobre la cultura de la empresa. Schwefel afirma que esta responsabilidad tiene dos partes.

“La primera es entender y comprender plenamente el mensaje que les transmite la alta dirección”, explica. La segunda parte es transmitir el mensaje “de una manera que sea única para cada uno de esos individuos”.

En palabras de Jeffery, todo lo que hace un directivo de primera línea contribuye a comunicar la cultura de la empresa a los trabajadores.

10 características de un buen directivo de primera línea

He aquí diez aptitudes y rasgos que caracterizan a un líder de primera línea eficaz.

1. Apoyo

Ante todo, un directivo de primera línea es responsable de apoyar a sus empleados. “En el mundo actual, si no te preocupas por tus empleados, no se van a quedar”, afirma Jeffery.

Según Schwefel, “éste es uno de los rasgos más importantes que puede tener un líder, sobre todo ahora en comparación con hace 50 años”. En aquella época, los directivos se centraban en mandar y controlar a los empleados, dice. Ahora, se trata de escuchar, ayudar y comprender.

2. Adepto al coaching

“El coaching forma parte del liderazgo”, afirma Schwefel. Pero también señala que si un líder carece de esta habilidad, una opción es asociarse con alguien que sí la tenga.

Jeffery describe la adaptación de un enfoque de gestión basado en la generación del empleado. Evita incluso utilizar la palabra “gestionar” con los millennials y la Generación Z. “El coaching es a lo que responden. Es la forma en que les gusta interactuar”.

3. Autoconsciente

Jeffery y Schwefel coinciden en que la autoconciencia es un rasgo indispensable en un directivo de primera línea.

Como explica Jeffery, la autoconciencia es un aspecto del coeficiente emocional. “Si no eres consciente de tus propios desencadenantes, de las emociones que sientes y de cómo esas emociones tienen un efecto dominó en las personas que te rodean, será muy difícil dirigir en el mundo actual”, afirma.

Schwefel añade: “Los directivos que no son conscientes de sí mismos no pueden leer las reacciones de las personas a las que dirigen y pueden entender o no si su mensaje ha sido entregado o recibido o comprendido”.

4. Enfocado

Para Jeffery, la clave es en qué te centras. “¿Se centran los líderes de primera línea en las personas? ¿O sólo en los resultados? ¿Cómo equilibran esas dos cosas para que las cosas avancen?”.

Schwefel cree que se puede solucionar la falta de concentración. “A menudo mi estilo de liderazgo no es muy centrado y, sin embargo, funciona”, dice con una sonrisa.

Sin embargo, añade que hay un inconveniente. “Acabas trabajando más y haciendo más para compensar la falta de concentración. Así que cuando la tienes, es una ventaja”.

5. Buen comunicador

Jeffery afirma que la comunicación incluye dar y recibir feedback.

“Si se trata de una persona mayor, probablemente necesite menos feedback. Los más jóvenes necesitan mucho más feedback”, explica. Las habilidades de inteligencia emocional ayudan a los líderes a comprender cuál es la mejor forma de comunicarse con sus equipos.

Cuando imparte formación a directores generales, Schwefel hace hincapié en la comunicación. “El conjunto de habilidades nº 1 que necesitan es la capacidad de comunicarse con y a través de otras personas, porque nada se hace sin otras personas”.

6. Mentalidad de crecimiento

Schwefel afirma: “Toda organización está o verde y creciendo o madura y pudriéndose, y no hay nada en medio”, haciendo referencia a una cita atribuida al fundador de McDonald’s, Ray Kroc. Básicamente, si dejas de centrarte en el crecimiento, te estancarás.

Un informe de 2023 de ResumeLab descubrió que el 70% de los trabajadores de la Generación Z consideran que el desarrollo profesional es más importante que un salario alto. Y el 72% dijo que renunciaría a un trabajo que careciera de oportunidades de desarrollo. “Si el directivo de primera línea no tiene una mentalidad de crecimiento”, dice Jeffery, “los más jóvenes se preguntarán: “¿Por qué estoy aquí?””.

7. Empático

Algunas personas tienen naturalmente más empatía que otras. Pero Jeffery señala que la empatía es una habilidad que puede mejorarse.
Añade que, al igual que el conocimiento de uno mismo, la empatía y la curiosidad son componentes esenciales de la inteligencia emocional.

Algunos empleados necesitan más empatía de sus líderes que otros. Como dice Schwefel: “Hay personas que sólo quieren que se les diga lo que tienen que hacer y ya está. Mientras, otras quieren ser comprendidas y atendidas y que sus sentimientos sean compartidos con quienes las dirigen.”

8. Organizado

Jeffery cree que los trabajadores tendrán problemas de organización, eficacia y priorización si su jefe no es un modelo de estas habilidades.

Señala que la organización es crucial para los trabajadores a distancia. La falta de organización en un líder puede hacer que los trabajadores a distancia sientan que no tienen a nadie en quien confiar. “Si su jefe va de un lado para otro y no está organizado, eso puede plantear problemas”.

9. Orientado a objetivos

Schwefel afirma que estar orientado a los objetivos es una característica excelente, pero sólo hasta cierto punto. “Si nos centramos demasiado en el objetivo, el camino para llegar a él se pierde”, afirma.

Jeffery afirma que los líderes deben estar orientados a los objetivos si quieren dar a sus equipos un objetivo por el que trabajar. “No sólo hay que estar orientado a los objetivos, sino también transmitirlos al equipo y rendir cuentas de ellos”, añade.

10. Gestión eficaz del tiempo

Además de gestionar su propio tiempo de forma eficiente, Jeffery afirma que los líderes deben asegurarse de que su equipo está de acuerdo en alcanzar los objetivos en una fecha concreta. Si el plazo para alcanzar un objetivo parece arbitrario, los trabajadores no se sentirán implicados en su consecución.
Jeffery sostiene que la gestión del tiempo se reduce a “simplemente entender dónde tienes que estar y cuándo”.

Los directivos de primera línea son cruciales para la cultura, las operaciones y el rendimiento de una organización. Cuanto más tiempo pueda dedicar a encontrar y formar líderes de todos los niveles en su empresa, mejor.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.